Lejos de la tensión que marcó la relación de Estados Unidos y Corea del Norte en los últimos meses, el vicepresidente estadounidense,  Mike Pence, afirmó que ese país está listo para iniciar conversaciones  sobre el programa nuclear del país asiático.

Según revelaron medios internaciones, Pence y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, acordaron buscar un diálogo con Corea del Norte durante las conversaciones que mantuvieron en los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang.

“El punto es que no se levantará ninguna medida de presión hasta que ellos hagan algo que la alianza crea que representa un paso significativo hacia la desnuclearización”, dijo Pence, afirmó The Washington Post.

No obstante, el funcionario sostuvo que "la campaña de máxima presión va a continuar e intensificar. Pero si quieren hablar, hablaremos”.

“Creo que esto es diferente a lo que se ha hecho en los últimos 20 años”, dijo el vicepresidente, quien, consultado sobre qué pasos exactos Corea del Norte debería tomar para lograr que se levanten las sanciones, respondió: “No lo sé”.

“El punto es que no se levantará ninguna medida de presión hasta que ellos hagan algo que la alianza crea que representa un paso significativo hacia la desnuclearización”, advirtió Pence. 

Los comentarios representan un cambio desde la postura previa de la administración de Donald Trump, que demandaba que Corea del Norte debía primero acordar conversaciones sobre la entrega de sus armas nucleares antes de que se inicien las negociaciones.