Este jueves, la Cámara de Representantes de los Estados Unidos aprobó por abrumadora mayoría mil millones de dólares en nuevos fondos para el sistema de defensa antimisiles “Cúpula de Hierro” de Israel. 

La votación fue de 420 contra 9 para ayudar a Israel a reemplazar los interceptores de misiles utilizados durante los intensos combates en mayo en medio de una devastadora guerra de cohetes y misiles con los palestinos, lo que refleja el amplio apoyo bipartidista en el Congreso a Jerusalén que ha persistido durante décadas.

Las tensiones por la cúpula

El proceso de votación ocurrió después de que un grupo de demócratas progresistas que han acusado a Israel de abusos contra los derechos humanos de los palestinos.

La maniobra de los liberales enfureció a los legisladores centristas y judíos, quienes dijeron que estaban consternados y asombrados por la negativa de sus colegas a financiar un sistema defensivo para proteger a los civiles israelíes.

“Cualquiera que sea su punto de vista sobre el conflicto israelí-palestino, utilizar un sistema que solo salvó cientos, si no miles, de vidas como medida política es problemático”, dijo la representante Elissa Slotkin, demócrata de Michigan.

El ir y venir fue el último estallido en una disputa de hace años entre el ala progresista enérgica del partido, que ha exigido el fin de la ayuda libre de condiciones a Israel, y otros demócratas que mantienen un fuerte respaldo al derecho de Israel a defenderse.

Las tendencias izquierdistas

Las tensiones internas se producen cuando un número creciente de demócratas en Washington, empujados por el flanco izquierdo del partido, dicen que ya no están dispuestos a dar al país un pase para el trato que da a los palestinos.

"Debemos dejar de permitir los abusos de los derechos humanos de Israel y el gobierno del apartheid", dijo la representante Rashida Tlaib, demócrata de Michigan, el miércoles por la noche, anunciando que votaría en contra del proyecto de ley.

El representante Ilhan Omar, demócrata de Minnesota, argumentó el jueves que Estados Unidos ya no debería seguir proporcionando fondos a Israel “sin abordar el problema subyacente de la ocupación”.

“No se trata de un solo país”, dijo Omar. “Si los derechos humanos deben guiar verdaderamente nuestra política exterior, debemos actuar así en todas partes. De lo contrario, nuestras palabras suenan huecas".

Las tensiones por las corrientes izquierdistas en el congreso se hacen cada vez más tensas

El episodio subrayó cuán tenue es la escasa mayoría de los demócratas en la Cámara, y cómo cualquier desunión puede amenazar la capacidad de los líderes del partido para improvisar los votos mínimos necesarios para aprobar cualquier proyecto de ley.

Ocho demócratas, así como un republicano, el representante Thomas Massie de Kentucky, finalmente se opusieron a la medida. Dos demócratas, Alexandria Ocasio-Cortez de Nueva York y Hank Johnson de Georgia, votaron presentes.