A pesar de las declaraciones del Pentágono de que ha desmantelado un programa antes encubierto de investigación de objetos voladores no identificados (OVNIS), el esfuerzo sigue en marcha, rebautizado y metido dentro de la Oficina de Inteligencia Naval, donde los funcionarios siguen estudiando los encuentros desconcertantes entre pilotos militares y vehículos aéreos no identificados. No se sospecha tanto que sean objetos de otros mundos, sino que el temor es que otras potencias hayan desarrollado tecnología que podría amenazar a los Estados Unidos.

Tiempo atrás, EE.UU. dio a conocer tres videos de objetos voladores no identificados (ovnis) que fueron grabados por pilotos estadounidenses. Por su parte, el Pentágono había señalado que difundía los videos, que se habían filtrado por internet en años anteriores, para eliminar cualquier tipo de “malentendido” sobre el origen de las grabaciones y la veracidad de lo que en ellas se ve.

Imágen captada por pilotos de Estados Unidos

Luego de este episodio, apareció un informe del comité del Senado que describe el gasto en las agencias de inteligencia de la nación para el próximo año. En el documento se detalla que la Fuerza de Tarea de Fenómenos Aéreos No Identificados (OVNIS), era "estandarizar la recolección e informes" sobre avistamientos de vehículos aéreos no explicados, y que debía informar al menos algunos de sus hallazgos al público cada seis meses.

En esta misma línea, los funcionarios involucrados en el esfuerzo, incluido Harry Reid- exlíder de la mayoría del Senado- esperan que el programa no sólo busque evidencia de vehículos de otros mundos sino que el enfoque principal es descubrir si otra nación, especialmente cualquier adversario potencial, está utilizando tecnología de aviación emergente que podría amenazar a los Estados Unidos.

El Pentágono confirmó presencia OVNI

Por otra parte, el actual presidente interino del Comité Selecto de Inteligencia del Senado, Marco Rubio, enfatizó a los medios que se encontraba preocupado por los informe de aviones no identificados sobre bases militares estadounidenses, y que estaba en el interés del gobierno saber quiénes son los responsables.

Además, expresó de que China, Rusia o algún otro adversario haya dado "algún salto tecnológico" que "les permita llevar a cabo este tipo de actividad".

Rubio dijo que algunos de los vehículos aéreos no identificados sobre bases estadounidenses posiblemente exhibieron tecnologías que no están en el arsenal estadounidense. Pero también señaló: "Tal vez haya una explicación algo aburrida para ello. Pero tenemos que averiguarlo.

Se conocen tres videos donde se ven objetos no reconocidos en cielo estadounidense

EE.UU. publicó grabaciones de ovnis