La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este martes que Estados Unidos tiene el potencial de convertirse en el nuevo epicentro de la pandemia de coronavirus debido a una "aceleración" en las transmiciones. 

El brote que hoy tiene a Europa como el mayor impulsor, puede migrar a Estados Unidos ya que en la suma de la cantidad de pacientes positivos por coronavirus en estas dos regiones , "aglutina el 85% de los casos a nivel mundial", indicó la portavoz de la OMS, Margaret Harris, y alertó en que de ese porcentaje "el 40 por ciento corresponde a norteamérica". 

"Estamos viendo una aceleración muy grande en los casos en los Estados Unidos, aunque todavía no podemos afimar que ese sea el nuevo epicentro, pero tiene ese potencial”, precisó Harris. 

La portavoz afirmó que a partir de la cantidad de nuevos pacientes que han sido transmitidos de covid-19, Estados Unidos se convirtió, con 35 mil casos en el tercer país del mundo con mayor números positivos, detrás de Italia y China

"Tienen un brote muy grande y que está aumentando en intensidad", advirtió Harris, aunque destacó "algunos signos positivos", como pruebas más exhaustivas y más esfuerzos para aislar a los enfermos y rastrear sus contactos inmediatos expuestos al virus.

En relación al estadío de la pandemia a nivel mundial, Harris aseguró que la OMS distribuyó 1,5 millones de test en el mundo que han permitido que muchos países de escasos recursos "puedan crear una reserva y estar preparados para la llegada del virus".

"La OMS considera que las pruebas de diagnóstico son un elemento determinante, pero al mismo tiempo, es consciente que hay grandes disparidades entre los países que tienen capacidad de producir sus propios test y aquellos que carecen de la tecnología para hacerlo", destacó. 

En tanto, al referirse a la situación de Italia, el país más golpeados por la crisis sanitaria, la funcionaria reconoció que por primera vez en los últimos dos días se reportó un "ligero descenso del número de infectados y fallecidos", pero sostuvo que todavía es demasiado pronto para decir que esto refleja un retroceso del brote en ese país.

Mientras la pandemia continúa avanzando, el presidente Donald Trump anunció este domingo la puesta en marcha de la creación de hospitales de campaña en Nueva York, Washington y California, los estados más afectados por el coronavirus, que se suman al cierre de sus fronteras, la suspensión de vuelos y el tope de precios máximos para productos de primera necesidad.