Donald Trump dijo que su gobierno podría no retirarse del Acuerdo Climático de París de 2015 si se alcanzan términos más favorables para Estados Unidos.

Entrevistado por Piers Morgan para la cadena de televisión británica ITV, el presidente estadounidense criticó las condiciones del acuerdo, pero reconoció que podría reconsiderar su posición, en parte, debido a la simpatía que siente por el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

"Si alguien dijera, vuelvan al Acuerdo de París, tendría que ser un acuerdo completamente diferente, porque teníamos unos términos espantosos", señaló Trump.

En el Acuerdo de París, los países participantes establecen sus propios objetivos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Debido a tecnicismos legales, Estados Unidos no puede abandonar el acuerdo hasta noviembre de 2020.

"¿Volvería a entrar? Sí, volvería a entrar. Como ustedes saben, me cae bien Emmanuel (Macron). Me encantaría (volver a ingresar), pero tiene que ser un buen acuerdo para Estados Unidos", insistió Trump, quien expresó dudas sobre la existencia del cambio climático, tal como lo entiende la gran mayoría de los científicos.

"Hay un enfriamiento y hay calentamiento. Quiero decir, mira, solía no ser el cambio climático, solía ser el calentamiento global. Eso no estaba funcionando demasiado bien porque hacía demasiado frío por todos lados", declaró Trump en la entrevista, que se realizó durante su visita al Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

"Las capas de hielo se iban a derretir, ya se hubieran ido a estas alturas, pero ahora están estableciendo records. Están en un nivel récord", continuó Trump, aun cuando el año pasado la NASA registró bajas históricas en la extensión del hielo marino tanto en el Ártico como en la Antártida.

De hecho, el mundo no se ha estado enfriando excepto por las variantes normales diarias; ha ocurrido exactamente lo contrario.