Estados Unidos prohibió el uso de equipos de telecomunicaciones fabricados por empresas que supuestamente intentan espiar a su país, lo que podría impedir hacer negocios con firmas como la china Huawei. El decreto anunciado por la Casa Blanca -según informó EFE- no menciona a países o compañías específicas, pero la administración ha estado tratando de evitar que naciones aliadas usen equipos de la compañía de tecnología china Huawei.

Estados Unidos, que mantiene una creciente confrontación comercial con China, también advirtió sobre los esfuerzos de Huawei para expandirse a Europa. A Estados Unidos le preocupa que China pueda usar Huawei para obtener acceso a información privada, comercial o de otro tipo que pueda comprometer la OTAN y las operaciones de inteligencia aliadas.

Horas antes de que se formalizara esta prohibición, Huawei aseguró que su devenir económico no se verá afectado si se concretaba. Aunque no menciona, la orden ejecutiva que Trump, que fue anticipada por el Financial Times, tiene en el centro de su mira a Huawei, que es eje de una campaña internacional impulsada por Washington para que los países de occidente veten su participación en el tendido de las redes de conectividad 5G.

El encargado hasta ahora de resistir la firma de esa medida era el propio Trump, dado que no quería poner en peligro un posible acuerdo comercial con China, informó el Financial Times.

La orden invocaría la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, que otorga al presidente la autoridad para regular el comercio en respuesta a una emergencia nacional que amenaza al país. Ante esta posibilidad el responsable de inversiones de Huawei, Wang Tao, aseguró hoy en Beijing que la prohibición no afectaría las cuentas de la empresa dado al escaso volumen de negocios que tiene en Estados Unidos.