Los Estados Unidos se aproximan al "momento más duro y más triste" de la pandemia de coronavirus en el país, aseguró el jefe del Comisionado del Servicio de Salud Pública del país y cirujano general, vicealmirante Jerome Adams.

Adams, en la misma línea expresada por el presidente Donald Trump, dijo a Fox News, que las próximas semanas podrían ser testigo de una tragedia equivalente "al bombardeo sobre Pearl Harbor" o a los "atentados del 11 de septiembre de 2001".

"Pero quiero que los americanos entiendan que, por muy difícil que vaya a ser la semana que viene, hay una luz al final del túnel", afirmó Adams. Cifras de última hora indicaban que había más de 312.000 contagios y unas 8.500 personas muertas por la enfermedad en Estados Unidos.

Trump describió este panorama como una situación "horrenda". "Entre esta semana y la que viene van a ser los días más duros. Vamos a ver muchos muertos. Menos que si no hubiéramos hecho nada, pero muchos muertos de todas formas", declaró el mandatario, que pidió a sus compatriotas que se preparen para un fuerte alza de las muertes por coronavirus en los próximos días.

Expertos médicos de la Casa Blanca calculan que podrían perecer entre 100.000 y 240.000 estadounidenses por la pandemia, incluso aunque se sigan las órdenes de quedarse en casa.

"Estamos llegando a un momento en que va a ser horrendo", afirmó Trump en la Casa Blanca.