Después de varios días tensos en el panorama internacional, Estados Unidos finalizó la retirada de sus fuerzas armadas de Afganistán, casi veinte años después de que invadió el país tras los ataques del 11 de septiembre de 2001 en las Torres Gemelas y en la sede del Pentagono.  

“El último avión C-17 despegó del aeropuerto de Kabul el 30 de agosto a las 19H29 GMT",  informó el general Kenneth McKenzie en una conferencia de prensa.

“Aunque se completó la evacuación militar, continúa la misión diplomática para asegurar más ciudadanos estadounidenses y afganos elegibles que quieran irse”, agregó el jefe del Comando Central de Estados Unidos a cargo de Afganistán.

Adicionalmente, el jefe del Comando comentó que “desde el 14 de agosto, durante un período de 18 días, aviones de Estados Unidos y sus aliados han evacuado a más de 123.000 civiles del Aeropuerto Internacional Hami Karzai”.

“El retiro de esta noche significa tanto el final de la evacuación del material militar como el fin de casi 20 años de misión iniciada en Afganistán poco después del 11 de septiembre”, agregó Kenneth McKenzie.

Adicionalmente, comentó que fue “una misión que entregó a la justicia a Osama Ben Laden junto con muchos co-conspiradores de al-Qaeda".

Retirada de EEUU de Afganistán

El embajador de Estados Unidos en Afganistán y el comandante de las fuerzas militares estadounidenses en suelo afgano fueron los últimos en abordar el vuelo final de evacuación de Kabul, anunció el Pentágono.

“A bordo del último avión estaba el general Chris Donahue, comandante de las fuerzas militares estadounidenses en suelo afgano, junto con el embajador Ross Wilson” dijo el general Kenneth McKenzie, comandante del Comando Central de Estados Unidos del que depende Afganistán.

La partida estadounidense fue festejada con disparos en la capital Kabul, según detallaron los testigos. Las ráfagas procedían en particular de los principales puestos de control de los talibanes, mientras los gritos de júbilo se oyeron también desde lugares ubicados en la antigua “zona verde”.

La zona verde era el territorio que las tropas de Estados Unidos habían logrado mantener bajo resguardo

“Hicimos historia”, se jactó por su parte un comandante talibán sobre la partida del último avión estadounidense.

"El último ocupante estadounidense se retiró (del aeropuerto de Kabul) a las 12 en punto y nuestro país obtuvo su completa independencia, alabanza y gratitud a Dios", dijo a su vez un portavoz talibán en Twitter.

El presidente demócrata Joe Biden, muy criticado en su país y buena parte de mundo por la retirada estadounidense, descartó días atrás reconocer a corto plazo al nuevo régimen islamista.

Las tensiones durante la retirada

El portavoz del Pentágono, John Kirby, comentó en una rueda de prensa que a medida que las tropas de Estados Unidos desarrollaban sus planes de retirada de Afganistán, los talibanes amenazaron las zonas donde estaban los aviones y tropas en el aeropuerto de Kabul.

“Estábamos en un momento particularmente peligroso en este momento”, dijo Kirby. Entre las principales amenazas, se registraron varios disparos de cohetes en el aeropuerto internacional de Kabul. La tensión en la zona se incrementó un día antes de que finalice el plazo para que las tropas estadounidenses se retiren de Afganistán.

La Casa Blanca, dijo que las operaciones de evacuación en el aeropuerto no fueron interrumpidas a pesar de la tensión por los ataques de los talibanes. Adicionalmente, un funcionario estadounidense dijo a la agencia de noticias Reuters que algunos de los cohetes fueron interceptados por un sistema de defensa antimisil.