Estados Unidos superó este domingo los cinco millones de casos confirmados de coronavirus y se sostiene como el país más afectado por la pandemia, con 162.455 muertos por Covid-19, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins (JHU).

El país norteamericano acumula un total de 5.002.523 contagios, y detrás de él las naciones con mayor impacto del virus son Brasil, con 3.012.412 personas afectadas; India, con 2.153.010, y Rusia, con 885.718.

La JHU contabiliza en su página web un total de contagios a nivel mundial de 19.680.042. La suma de los casos de Estados Unidos, Brasil e India supera a la mitad de esa cifra, por lo que son los países que concentran la mayor cantidad de pacientes en el mundo, tanto activos como recuperados o fallecidos.

EE.UU. también registra el mayor número de muertes Covid en el mundo, con 162.455. Le siguen Brasil, con 100.477; México, con 52.006, y el Reino Unido con 46.651, de acuerdo a la Johns Hopkins.

Los estados que la pandemia azotó con más fuerza en el territorio norteamericano son California, con 554.388 casos; Florida, con 526.577, y Texas, con 497.632.

En cuanto a los muertos, Nueva York es el estado más golpeado, con 32.768 fallecidos; seguido de Nueva Jersey, con 15.869; y California, con 10.316.

El balance provisional de muertos ha superado ya con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes a causa de la pandemia, recordó la agencia de noticias EFE.

El presidente Donald Trump rebajó al principio esas estimaciones y se mostró confiado en que la cifra final estaría más bien entre los 50.000 y los 60.000 fallecidos, aunque luego auguró hasta 110.000 muertos, un número que también se ha superado.

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre EEUU habrá superado los 250.000 fallecidos, y para el 1 de diciembre, los 295.000.