El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dio el primer paso para las conversaciones con su homólogo ruso, Vladimir Putin, para establecer la continuida de la cooperación con el  Nuevo Tratado START 

“Encuentro que ambos podemos operar en interés mutuo de nuestros países como un nuevo acuerdo START" , dijo Biden aunque remarcó que su país está preocupado por el caso del opositor ruso detenido Alexéi Navalni.

En forma previa, el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev, y el asesor de Seguridad Nacional de EEUU, Jake Sullivan, abordaron en una conversación telefónica la prórroga del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas, indicó la agencia Sputnik.

"Nikolái Pátrushev y Jake Sullivan abordaron las cuestiones relacionadas con la prórroga del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas, así como las oportunidades para desarrollar la cooperación ruso-estadounidense en el ámbito de seguridad", dice el comunicado del Consejo de Seguridad ruso.

Qué es el tratado START

El New START (Tratado de Reducción de Armas Estratégicas) regula el control de armas nucleares estratégicas entre Rusia y EE. UU. Desde de 2011, ambos países se comprometieron a limitar sus arsenales a un máximo de 1.550 cabezas nucleares y 800 sistemas balísticos -misiles submarinos y bombarderos estratégicos- de más de 5.500 kilómetros de alcance.

Este acuerdo de desarme se revisa hasta 18 veces al año. Además, se intercambian regularmente datos al respecto.

El acuerdo fue firmado el 8 de abril de 2010 por los presidentes de Estados Unidos y Rusia, Dimitri Medvedev y Barack Obama. Este se invalida en 2021, pero puede ampliarse por otros cinco años, a petición de ambas partes.

Si New Start expirase, el mundo estaría por primera vez en casi 50 años sin un acuerdo vinculante sobre los dos arsenales nucleares más grandes del mundo.