El fundador de Tesla, Elon Musk, se convirtió en uno de los referentes mundiales a la hora de hablar de inversiones y de operaciones de criptomonedas. Frente al éxito del multimillonario, impostores se hicieron pasar por él con el objetivo de estafar vía internet a usuarios por millones de dólares. 

Los usuarios confían en la palabra de "Musk" por su experiencia con el Bitcoin, Ethereum y Dogecoin, pero las tentadores operaciones que los estafadores le ofrecen jamás se materializan, y pierden su dinero sin posibilidad de recuperarlo. 

¿Cómo funciona el engaño?

El método de los estafadores es conocido como phishing, un mecanismo a través del cual el victimario se gana la confianza de la víctima haciéndose pasar por una persona o empresa. 

En esta línea, los impostores publicitan en las redes sociales una gran operación que duplicará el valor invertido por cualquier persona que envíe dinero a una dirección. Sin embargo, una vez que los usuarios envían el dinero a la dirección especificada, lejos de duplicar su valor, terminan perdiéndolo. 

En el engaño más reciente que se registró, los estafadores cibernéticos crearon una falsa moneda digital llamada "SpaceX", como la empresa aeroespacial fundada por Musk. 

Con este nombre, publicitan anuncios en importantes redes sociales como Twitter y YouTube, y aseguran que el multimillonario es su promotor. Estiman que los impostores habrían conseguido hasta un millón de dólares con este método de engaño online. 

¿Cómo prevenir estafas?

Para evitar estafas vía internet se recomienda:

  • Activar la autenticación de dos factores en redes sociales y plataformas digitales.
  • No brindar datos personales por teléfono, correo electrónico, redes sociales o mensaje de texto. 
  • Leer con cuidado cada correo electrónico que llega a nuestra casilla para corroborar que se trata del e-mail real del remitente. 

En el caso particular de la estafa en torno a la figura de Elon Musk, los usuarios deben tener en cuenta que las cuentas de Twitter, Youtube e Instagram del multimillonario y de sus empresas están registradas como verificadas. 

A su vez, al ingresar a una página web se debe corroborar que sea el dominio registrado por la empresa.