El índice Ibovespa de la bolsa de Sao Paulo subió hasta tocar niveles máximos históricos de 83 mil puntos al cierre de las operaciones de ayer, beneficiado por un alza de inversiones de extranjeros y mostrando el apoyo de los mercados a la ratificación de la condena del ex presidente Lula da Silva.

La corte de apelaciones brasileña no sólo mantuvo sino que elevó de 9 años y medio a 12 años la condena contra Lula, en un grave revés para los planes del político más popular del país de volver a presentarse como candidato a presidente.

El índice referencial de la Bolsa avanzó 3.72 por ciento, a 83 mil 680 unidades, con la mayoría de sus componentes cerrando en alza.

Entre las acciones destacadas del Bovespa, sobresalen los papeles preferenciales del Banco Bradesco saltaban 6.4 por ciento y fue uno de los principales soportes del referencial, mientras que los valores de Banco do Brasil ganaron 7.93 por ciento.

Las acciones de la minera Vale subieron 2.23 por ciento y se recuperaron de las pérdidas del día anterior, impulsadas por mejores precios del mineral de hierro en China.

Los títulos de la productora de celulosa Fibria generaban la única presión negativa al Bovespa al bajar 3.4 por ciento, en un movimiento considerado por analistas como una corrección de mercado tras una racha alcista.

En el mercado de divisas, el real se fortaleció 2.8 por ciento a 3,1467 unidades por dólar, un máximo desde mediados de octubre.

A nivel global, la moneda brasileña se colocó como la moneda con el mejor desempeño dentro de las mercados emergentes.