Tras casi una semana de bloqueo, miles de barcos desviados y el trabajo incansable de máquinas retroexcavadoras, el Canal de Suez finalmente puede volver a funcionar. Las autoridades lograron desatascar el carguero Ever Given y moverlo del canal para reanudar el tráfico, aunque todavía continúan las investigaciones sobre qué fue lo que causó el accidente. Sin embargo, la historia está lejos de terminarse. Es que ahora comenzarán las disputas sobre quién pagará por los daños ocasionados, el operativo desplegado y las demoras que causó uno de los portacontenedores más grande del mundo. 

El presidente de la Autoridad del Canal de Suez (ACS), Osama Rabie, declaró que Egipto "debería recibir lo que merece" por todos los trabajos que realizó en desatasco. "Se calcularán el daño y las pérdidas y cuánto han consumido las máquinas de dragado. El estimado alcanzará los 1.000 millones de dólares o quizás un poco más. Es un derecho que tiene Egipto", aseguró.

¿A qué corresponde ese dinero? Parte es de las cuotas de tránsito perdidas, el daño a la vía acuática durante el drenaje, los esfuerzos por reflotar el carguero y los costos por equipamiento y material. Otra parte sería destinada a reconstruir la reputación de Egipto, aparentemente dañada por el atasco, según Rabie.

Todavía no se definieron responsables por el atasco

Y los daños no sólo fueron al Canal. Se espera además que el bloqueo genere una ola de reclamos a las aseguradoras. Por ejemplo, la compañía de seguros Lloyd's, basada en Londres, espera "grandes pérdidas" de USD100 millones o más, según dijo esta semana su presidente, Bruce Carnegie-Brown.

Quién paga por el barco encallado en el Canal de Suez

Los investigadores empezaron su trabajo el miércoles al tener acceso al Ever Given, que una vez que fue reflotado el lunes se encuentra ahora en la zona del Gran Lago Amargo, un área más amplia del canal donde puede estar parado sin interrumpir el paso.

Inicialmente, el atasco fue atribuido a fuertes vientos, que modificaron la trayectoria del portacontenedores y ocasionaron el accidente. Si este fuera el caso, Shoei Kisen, la firma japonesa propietaria del Ever Given, no debería ser completamente responsable de los daños, ya que fue por la naturaleza que el carguero giró.

Sin embargo, Rabie no cree que la empresa sea inocente. "El canal nunca se ha cerrado por mal tiempo", dijo el lunes. Para él, hubo errores técnicos y humanos que, además, no fueron culpa de los dos pilotos del canal que estaban a bordo de Ever Given para guiarlos no son responsables. "Tienen un alto nivel y son altamente competentes", defendió.

El Ever Given fue desatascado el pasado 29 de marzo

Y también negó que el enorme tamaño del barco fuera la causa, ya que "incluso cargueros mayores" atraviesan la vía.

Por el momento, Shoei Kisen no recibió ninguna demanda legal por el atasco. "Estamos todavía investigando la causa del incidente y el costo, incluyendo el pago del seguro y posibles compensaciones por daños", dijo a la agencia Reuters Yumi Shinohara, del departamento de gestión de fletes de Shoei Kisen.

El gasto no sería imposible. Es que, según se informo, la firma japonesa tiene un seguro por USD3.000 millones en caso de posibles reclamos, por lo que debería destinar un tercio de ese dinero en caso de ser decretado como responsable.

Las consecuencias en el tráfico marino por el barco Ever Given en el Canal de Suez

Guy Platten, secretario general de la Cámara Internacional de Transporte Marítimo, dijo que va a tomar tiempo antes de que la industria se recupere de las consecuencias del bloqueo. "Ahora están con prisa por que los barcos crucen el canal, lo que tendrá efectos en los puertos de destino porque se congestionarán. Eso significa que también habrá retrasos", declaró a la BBC.

Debido a las pérdidas por bienes perecederos o por la alteración en la cadena de suministros, puede haber reclamos tanto de los propietarios de la carga del Ever Given como de los otros barcos que se han visto retrasados.

Por su parte, Evergreen Marine, la empresa basada en Taiwán encargada de fletar el barco, dijo este jueves que no es responsable de los retrasos en la distribución de la carga que transporta el barco que, según las autoridades, no se moverá de la zona actual hasta que la investigación termine.

"No hay casi ninguna posibilidad de que se nos reclame una compensación", descartó el presidente de Evergreen Marine, Eric Hsieh.

El agente de Evergreen en Egipto, Mohamed Bahaa, dijo que no espera una disputa entre su empresa y la Autoridad del Canal de Suez. Rabie dijo que es improbable que el barco y la carga que transporta (casi 20.000 contenedores) permanezcan en Egipto en caso de que el asunto de la indemnización acabe en los tribunales.