El ex presidente Evo Morales advirtió este martes que Mauricio Macri, junto a los funcionarios de su gobierno responsables del envío de material represivo desde Argentina a Bolivia en medio del golpe de Estado de 2019, "deben ser juzgados en Argentina o  Bolivia" o incluso por "una Corte Internacional".

"Estoy convencido de que deben ser juzgados legalmente. Si corresponde que sean extraditados o no, lo verá la Justicia argentina o la boliviana, pero no pueden en el futuro existir presidentes de países vecinos que sean golpistas. Para eso, hay que juzgarlos. También podría intervenir la Corte Penal Internacional, se verá, pero hay que hacerlo", apuntó el exmandatario en diálogo con El Destape Radio.

Tras la denuncia que formalizó el Gobierno argentino este lunes contra el líder de Juntos por el Cambio y casi una decena de funcionarios por el envío de "material represivo", Morales acusó también a Estados Unidos de haber apoyado el ascenso de Jeanine Áñez, como parte de "un Plan Cóndor del siglo XXI".

"Cuando faltaban semanas para las elecciones del 20 de octubre del 2019 ya habíamos recibido información de que venía un golpe y que en su organización había presencia de Estados Unidos. Aunque yo no creía mucho, ya desde mayo, junio, algunos hermanos de inteligencia de la policía de las Fuerzas Armadas de Bolivia me informaban que llegan norteamericanos a Santa Cruz", repasó.