El expresidente boliviano, Evo Morales saludó desde Buenos Aires a los más de siete millones de votantes que eligen al nuevo Presidente y remarcó que su prioridad "es exclusivamente la recuperación de la democracia".

El derrocado mandatario hizo esas declaraciones desde el centro de cómputo organizado por su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS) en la sede de la central obrera CTA en Buenos Aires, donde está asilado luego de que fuera forzado a dejar el poder.

Morales, no pudo votar debido a la inhabilitación que sufre por acusaciones judiciales.

"Estoy acompañando a nuestro pueblo por el compromiso con la patria, con nuestra democracia y con el futuro de nuestra querida Bolivia, para ejercer su derecho a votar siguiendo los acontecimientos en nuestro país", dijo Morales.

El exmandatario pidió luego a sus simpatizantes no caer en provocaciones, y "por eso mismo, hago un llamado a las Fuerzas Armadas y a Policía para que cumpla con fidelidad su importante rol constitucional", según remarcó la agencia Sputnik.