El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció que buscará un cuarto mandato consecutivo en las elecciones de 2019, luego de que el gobierno de Estados Unidos lo instara a no volver a postularse en una declaración que el líder indígena consideró como una "amenaza e intromisión".

"Frente a esta amenaza del departamento de Estado de Estados Unidos, que me dice que debo renunciar a la candidatura en 2019, yo no estaba tan decidido, ahora estoy decidido, voy a ser candidato en 2019", dijo Morales durante un acto de entrega de obras en Cochabamba, citado por la agencia de noticias EFE y por la estatal ABI.

El mandatario calificó de "intromisión" que el Departamento de Estado le recomendara renunciar a presentarse al cuarto mandato al que el Tribunal Constitucional (TC) boliviano le autorizó este martes.

"¿Qué tiene que ver Estados Unidos, qué tiene que amenazar, amedrentar?", cuestionó Morales, y agregó que si el órgano electoral tiene "dignidad y autoridad, debe rechazar esta injerencia".

Para Morales, el rechazo a su repostulación es una acción abierta de injerencia estadounidense que, a su juicio, "sufre", porque no puede volver a "dominar Bolivia para robar y saquear" sus recursos naturales.

El mandatario vio una "coincidencia" entre el discurso del canciller chileno, Heraldo Muñoz, que expresó su "sorpresa" por la decisión judicial, las críticas de Estados Unidos y las de la "derecha boliviana", a quienes acusó de ser "enemigos de los bolivianos", "antipatrias" y "antilatinoamericanos".