El presidente de Bolivia, Evo Morales, decidió renunciar a la Presidencia de Bolivia luego de las presiones de la conducción del Ejército y de la jefatura de la Policía que le habían "sugerido" dar un paso al costado, y tras el informe de la OEA que dictaminó acerca de irregularidades en la última elección general que había determinado su continuidad.

La renuncia se produjo horas después de que Morales anunciara que iba a convocar a nuevas elecciones para descomprimir la tensión que se vivió en los últimos días en Bolivia como consecuencia de las protestas por el resultado de los comicios del 20 de octubre y las denuncias sobre fraude en el resultado que determinó su reelección.

El vicepresidente Álvaro García Linera, quien también presentó su dimisión, denunció el golpe de Estado en el país.

       

 

Más temprano, el comandante de la Policía de Bolivia, Yuri Calderón, se había sumado al pronunciamiento del Ejército de Bolivia y había "sugerido" al presidente boliviano que renuncie a su cargo.

"Queremos expresar al pueblo de Bolivia y a nuestros camaradas que están movilizados en la UTOP, que nos sumamos al pedido del pueblo boivino de sugerir al señor presidente Evo Morales (que) presente su renuncia para pacificar al pueblo de Bolivia en estos duros momentos que atraviesa nuestra nación", había afirmado Calderón en una comparecencia grabada y difundida por redes sociales.

La UTOP es la Unidad Táctica de Operaciones Policiales, que ha liderado el amotinamiento de policías en un primer momento con reivindicaciones laborales pero posteriormente para sumarse a las exigencias de dimisión del presidente Evo Morales lanzadas por la oposición.

Por la mañana, el panorama era otro. Morales había convocado a nuevas elecciones generales y para renovará la totalidad de los miembros del Tribunal Supremo Electoral (TSE) tras el dictamen preliminar desfavorable de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre los comicios del pasado 20 de octubre.

 

 

Morales  había defendido la decisión en la necesidad de  "bajar la tensión" tras las protestas y movilizaciones de la oposición contra las últimas elecciones. "Todos tenemos la obligación de pacificar Bolivia.

La OEA había asegurado en su auditoría que las elecciones bolivianas debían ser anuladas tras haber detectado irregularidades en el proceso electoral y consideró "improbable" que Morales cosechara una ventaja del 10%  "necesario para evitar una segunda vuelta contra Mesa”.

“El equipo auditor no puede validar los resultados de la presente elección, por lo que se recomienda otro proceso electoral”, indicó el documento y señaló: “Cualquier futuro proceso deberá contar con nuevas autoridades electorales para poder llevar a cabo comicios confiables”.

Las protestas en Bolivia estallaron la misma noche de las elecciones presidenciales celebradas el pasado 20 de octubre por la suspensión repentina de la transmisión de los resultados oficiales justo cuando obligaban a una segunda vuelta entre Morales y el principal líder opositor, Carlos Mesa.

Cuando se retomó, casi 24 horas después, concedían la victoria en primera vuelta a Morales con el 99;9 por ciento de los votos escrutados.

 

 

Mesa denunció entonces en "fraude gigantesco". Ambos llamaron a la movilización de los suyos, lo que ha derivado en disturbios. Al menos dos personas han muerto y más de 190 han sido detenidas en estas dos semanas.

En este contexto, Morales accedió a que la OEA, apoyada por países como España, México o Perú, realice una auditoría electoral de carácter vinculante. Mesa, en cambio, no la acepta porque dice que es fruto de un acuerdo unilateral entre el Gobierno y el bloque hemisférico sin tener en cuenta a la oposición.

El jueves y el viernes se amotinaron policías en las regiones de más arraigo de la oposición, primero para exigir demandas laborales y posteriormente en apoyo a las movilizaciones opositoras, y el sábado hubo amotinamientos incluso en La Paz y el Ejército tuvo que salir al paso para advertir que no reprimiría las protestas.

Ver más productos

San Nicolás Bari, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Nicolás de Bari

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Ver más productos