Con un mensaje de "pacificación" de Bolivia, el ex presidente Evo Morales, atribuyó el golpe de Estado de su país al gobierno de Estados Unidos y denunció una "conspiración económica" de las "oligarquías nacional e internacional" para tomar los recursos naturales de su tierra.

"Vamos a volver pronto con el pueblo a pacificar Bolivia, pero también es nuestra obligación derrotar al golpismo y la dictadura", aseguró Morales desde México en una entrevista exclusiva con Crónica HD y continuó: "Los grupos que atentaron contra la democracia no aceptan nuestra política económica y social, que han permitido la reducción de la pobreza y el crecimiento económico".

Sobre el desarrollo de los hechos que llevaron al golpe de Estado que forzó su renuncia al gobierno boliviano, afirmó que la Organización de los Estados Americanos (OEA) es "responsable" de lo que está pasando en la nación limítrofe. "Esa mañana hablé con el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y le pedí que no saque ese informe porque estaba mal hecho. Debía salir el 13 de noviembre pero se adelantó para sumarse al golpe junto a las fuerzas armadas".

En esta línea, apuntó a que este proceso guarda relación con la nacionalización de los recursos naturales bolivianos y afirmó que los planes de su gobierno sobre la "exportación de cloruro de potasio, la batería de litio y el carbonato de litio" se frustra por el avance de "las oligarquías nacional e internacional" que quieren la "privatización" y forman "una conspiración fundamentalmente económica".

Morales advirtió sobre el reconocimiento de Estados Unidos del nuevo gobierno interino como Jeanine Áñez. "Es el primer país que reconoce un gobierno nefasto y golpista", alertó y denunció: "Donde están las embajadas de EE.UU., si ese país no se somete, hay golpe de Estado o golpe suave. Cuando llegué al gobierno, víctimas de las dictaduras militares hacinado y expulsados me decían 'Evo, cuídese de la embajada de Estados Unidos', ahora me doy cuenta perfectamente".

"Hicieron este golpe para que vuelvan los que han cometido delitos de lesa humanidad. Buscan alguna vía legal para que ellos vuelvan. Se están preparando para que la gente abandone Bolivia. En cualquier momento vuelvo yo. Tenemos que estar peleando, combatiendo contra la dictadura y la privatización", consideró el ex mandatario.

Además, aseguró que el país que gobierna Donald Trump, "no quiere la presencia de países" que no apliquen "condiciones", como Rusia y China en alianza con América Latina. "Nosotros hemos empezado negociaciones bajo licitación pública internacional y el que tiene la mejor oferta es bienvenido. Pero no los que chantajean con privatizaciones. Esa es nuestra profunda diferencia", lanzó.

Te puede interesar:

 

Sobre la violencia desatada tanto contra su familia como en las calles, Evo lamentó que "hay grupos que no respetan nuestra bandera, nuestro emblema, la whipala. Un símbolo que queremos y que viene desde 1825. Símbolos originarios que se reconocen como patrios. Me duele bastante".

Por otro lado, aseguró tener "admiración" por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner y afirmó que recibió "muchos mensajes de solidaridad" de parte del ex presidente brasileño, Luis Inácio Lula Da Silva.
 

Ver más productos

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

La devoción del Papa por la Virgen.

La devoción del Papa por la Virgen

Ver más productos