El presidente de Bolivia, Evo Morales, asistirá a la ceremonia de cambio de mando en Chile, en la que la presidenta Michelle Bachelet le entregará el cargo a Sebastián Piñera, el 11 de marzo.

"El presidente Evo Morales se hará presente juntamente con el canciller", informó el ministro de Relaciones Exteriores, Fernando Huanacuni, en una entrevista con la televisión estatal de su país.

El viaje se producirá pocos días antes del inicio de los alegatos ante la Corte Penal Internacional de La Haya por la demanda de La Paz a Santiago en relación a la disputa por la salida al Océano Pacífico.

"Nosotros somos países hermanos, países vecinos; respetamos las institucionalidad democrática de cada país y dialogamos con los representantes elegidos por el pueblo", explicó Huanacuni, citado por la agencia de noticias Ansa.

El canciller agradeció la invitación de Bachelet y destacó la importancia de acudir "a esa gentil invitación" a un acontecimiento que es importante "no solo para Chile sino para la relación bilateral y el equilibrio regional".

Los dos países mantienen una relación tensa, con vínculos sólo a nivel consular desde que Bolivia retiró a su embajador, en julio de 1978, en vísperas del centenario de la Guerra del Pacífico.