Corinna Larsen, la ex amante del rey Juan Carlos de Borbón a quien éste "regaló" 65 millones de euros que serían producto de una coima, aseguró que el monarca emérito fue víctima de un "golpe" de Estado interno para hacerlo abdicar en 2014 , organizado por su propia familia -y encabezado por la reina Sofía- y por el entonces presidente Mariano Rajoy ( Partido Popular).

Las explosivas declaraciones de Larsen se publicaron en el último número de la revista francesa "Paris Match".

Según Corinna, los problemas de salud de Juan Carlos I y la relación entre ambos que salió a la luz después de un polémico safari en Botswana, fueron las excusas perfectas para llevar adelante el complot. De acuerdo con la ex amante del rey emérito, este le confesó: "Tengo dos frentes contra mí. El primero está constituido por mi mujer y sus lugartenientes: ella tiene prisa en poner a su hijo en el trono porque tiene mucha más influencia sobre él que sobre mí. El segundo está encarnado por Mariano Rajoy, que tiene como objetivo castrarme y debilitar la monarquía", según publica el medio español La Vanguardia.

Corinna recalcó que "la familia fomentaba un golpe de Estado y necesitaban a una extranjera para servirles como chivo expiatorio".

Sobre los USD100 millones supuestamente recibidos por el monarca del entonces rey de Arabia Saudí, Abdalá, Corinna dijo que no fue una comisión por el contrato sobre el tren de alta velocidad entre Medina y la Meca, y agregó que el rey emérito ya había recibido otra cantidad idéntica, en 1977, del futuro rey Fahd.

En cuanto a los 65 millones de euros que Juan Carlos le regaló, Larsen insistió en que lo hizo por afecto hacia ella y su hijo, y también porque no confiaba en su familia si lo dejaba en el testamento.