El exministro de Salud de Brasil Luiz Henrique Mandetta aseguró este martes en la comisión del Senado que investiga los posibles delitos cometidos por el Gobierno en la gestión de la pandemia, que el presidente Jair Bolsonaro presionó para modificar la bula de la cloroquina para que este medicamento fuera indicado para pacientes con covid-19.

En respuesta al interrogatorio de los senadores, Mandetta dijo que durante una reunión en el Palacio del Planalto conoció un decreto presidencial "que sugería que en esa reunión se cambiase la bula de la cloroquina de la Anvisa, colocando en la bula la indicación de la cloroquina para el coronavirus"​​​.

El presidente Bolsonaro siempre fue defensor de este medicamento para los pacientes con covid-19, a pesar de que su eficacia no está comprobada científicamente.

La insistencia del presidente y el uso de recursos públicos a favor de esta tesis podría constituir un delito, por eso el testimonio de Mandetta es importante.

El exministro aseguró que el mandatario tenía "asesoramiento paralelo" y que fue el propio presidente de la Anvisa, Antonio Barra, el que durante esa reunión tuvo que negarse a modificar el documento oficial sobre la prescripción del medicamento.

Durante la comparecencia en el Senado, Mandetta también dijo que al principio de la pandemia, Bolsonaro se mostró escéptico cuando se le presentó un pronóstico de que el país podría acumular hasta 180.000 muertos hasta diciembre de 2020 si no se tomaban medidas firmes contra el coronavirus.

Hasta el lunes, Brasil ya superaba los 400.000 fallecidos.

Fuente: Sputnik