Las exportaciones de China a Estados Unidos aumentaron 15% en 2017, lo que ayudó a impulsar el enorme superávit comercial del país con Estados Unidos a un nuevo récord, según datos del gobierno chino.

El gobierno de Estados Unidos no anunció sus propias cifras de comercio para todo 2017, pero los expertos dicen que también es probable que muestren un déficit masivo con China.

Es poco probable que eso le caiga bien al presidente estadounidense, Donald Trump, quien se enfoca en el balance del comercio estadounidense como la medida clave de las relaciones económicas con otros países, a pesar de que los economistas dicen que pinta un panorama incompleto.

“El superávit comercial récord probablemente genere más disputas comerciales entre China y Estados Unidos”, dijo Tommy Xie, economista del banco singapurense OCBC.

China se benefició de un impulso creciente en la economía mundial en general el año pasado: las exportaciones totales del país aumentaron 11%, según los datos del gobierno. Y la demanda estadounidense representó una gran parte de eso.

La “continua fortaleza de las exportaciones de China a Estados Unidos... aumentará las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China”, se- ñaló este viernes Louis Kuijs, jefe de economía de Asia de la firma de investigación Oxford Economics.

Los datos de Estados Unidos muestran que el déficit en el comercio de bienes con China ya era de 347.000 millones de dólares en 2016.