El partido político italiano Movimiento 5 estrellas entró en crisis tras expulsar a cinco parlamentarios que violaron el principio de honestidad declarado por esa organización, de cara a las elecciones generales en Italia el cuatro de marzo.

"Algunos portavoces violaron nuestras reglas y no donaron lo que habrían debido. Una traición a nuestros principios y a la confianza de nuestros inscritos. Por eso se comprometieron a renunciar a la elección y serán expulsados", dijo el candidato a primer ministro Luigi Di Maio. La dirección del Movimiento tomó una denuncia hecha por un grupo de periodistas, sobre irregularidades en el cumplimiento del acuerdo por el que sus legisladores deben donar la mitad de sus salarios para un fondo nacional de microcréditos para pymes, administrado por el Ministerio de Economía y Finanzas.