El temor de una segunda ola de coronavirus atraviesa Europa luego de que los países que estuvieron más afectados retomen de a poco sus actividades.

En Alemania se dispararon las alertas por la posibilidad de un rebrote de coronavirus masivo luego de que, este fin de semana, la tasa de reproducción pegue un fuerte salto.

La tasa o factor de reproducción (R) de Covid-19 en  Alemania se disparó de 1,06 a 1,79 como consecuencia de una serie de brotes localizados, según indicó el Instituto Robert Koch (RKI). Este nivel supera ampliamente los valores necesarios para garantizar la contención de la pandemia a largo plazo en ese país.

Una tasa de reproducción, o "R", de 1,79 quiere decir que, por cada 100 personas que tienen el virus, se infectan a un promedio otras 179 personas. Si el número de reproducción es menor que 1, hay cada vez menos personas afectadas, y el número de infectados disminuye.

Para contener la propagación de un virus, es necesario que su número de reproducción sea inferior a 1, ya que ese es el nivel considerado como crítico por el Gobierno alemán para reactivar las restricciones.

Alemania, el país más poblado de la Unión Europea, fue uno de los menos afectados por la pandemia de Covid-19 por las pruebas tempranas que realizó y la aplicación de medidas de distanciamiento social.

Sin embargo, ahora atraviesa un importante revés por el fuerte salto que dio el factor "R", que se encontraba en 1,06 el viernes y en el fin de semana aumentó a 1,79.

¿Cómo sucedió esto? El Instituto Robert Koch atribuye el aumento a una serie de brotes locales, principalmente en plantas empaquetadoras de carne, centros logísticos y centros para refugiados. También están vinculados a celebraciones religiosas y reuniones familiares.

Uno de los brotes que destacan es el de la empresa cárnica Tönnies en el oeste del país, donde 1.029 trabajadores dieron positivo en sus test de coronavirus, sobre un total de 3.127 pruebas realizadas en la compañía, según informó el jefe del distrito de Gütersloh, Sven-Georg Adenauer.