La crítica situación sanitaria que vive Estados Unidos por la vertiginosa expansión del coronavirus pasó a un segundo plano en los últimos días. El asesinato de un hombre negro por parte de un policía blanco en Minneapolis desató furiosas protestas en todo el país, lo que a su vez ayer provocó el cierre de la Casa Blanca y la declaración del toque de queda en varias ciudades. Además, reapareció Anonymous, con fuertes denuncias contra Donald Trump.

Miles de personas se manifestaron durante los últimos cinco días contra el accionar de Derek Chauvin, un policía blanco con antecedentes de violencia que el lunes asfixió con su rodilla a George Floyd, al presionarla sobre su cuello tan fuerte y durante tanto tiempo (nueve minutos) que el hombre luego falleció en el hospital. Floyd había sido detenido acusado de haber intentado comprar en un negocio con un billete de 20 dólares supuestamente falso.

Las revueltas populares con incendios son una vieja tradición en Estados Unidos: en 1967, Detroit y Newark ardieron por la muerte de Martin Luther King. En Los Ángeles, las protestas contra la violencia policial de esta semana son las más intensas desde 1992, cuando un jurado absolvió a cuatro policías que fueron filmados mientras le daban una paliza al taxista negro Rodney King, pero no son las únicas. A pesar de las décadas de reclamos y lucha por la equidad, Estados Unidos no puede dejar atrás el racismo.

"No puedo respirar", fueron las últimas palabras que logró decir el hombre asesinado, las cuales quedaron registradas en un video que circuló por todo el mundo y se convirtieron en el lema de las protestas.

Las grandes ciudades fueron escenario de incendios de edificios, patrulleros y estaciones de policía, además de numerosos destrozos y saqueos en respuesta a un nuevo crimen de odio contra las personas negras. Por eso, en Los Ángeles, Miami, Salt Lake City, Washington DC, Filadelfia, Atlanta y otros distritos se declaró el toque de queda hasta la madrugada de ayer.

G7 postergado

En este marco, Trump anunció que aplazará la cumbre de líderes del G7, de junio a septiembre, calificó de "obsoleto" al nucleamiento y dijo que le gustaría ver a más países participando de él.

"No siento que el G7 represente adecuadamente lo que está pasando en el mundo. Es un grupo muy obsoleto de países", dijo Trump a los periodistas que viajaban con él a bordo del Air Force One de regreso a Washington, tras asistir en Florida al lanzamiento desde Cabo Cañaveral de la misión Demo-2 de la NASA y SpaceX.

Trump señaló que la cumbre podría celebrarse el fin de semana de justo antes o después de la Asamblea General de la ONU, que está prevista que comience el 15 de septiembre, y que le gustaría ver más países dentro del grupo compuesto por Estados Unidos, Japón, Francia, Reino Unido, Italia, Canadá y Alemania.