Rusia terminó de votar en la última jornada del plebiscito constitucional que, de aprobarse, le permitiría al presidente Vladimir Putin mantenerse en el poder hasta 2036, y el resultado final recién se espera para la semana próxima. Según los resultados preliminares de la Comisión Electoral Central de Rusia (CEC), con 10% escrutado, el 70,81% votó a favor de las enmiendas a la Constitución y el 28,17% se expresó en contra, informó la agencia de noticias rusa Sputnik .

La participación nacional superó el 60%, según la CEC y en la capital Moscú ascendió hasta el 63%. 

Unos 109 millones de rusos estuvieron habilitados para concurrir a las urnas y definir la aprobación definitiva de 206 modificaciones a la ley fundamental propuestas por el jefe del Kremlin. Además de la enmienda que le permitiría a Putin presentarse a la reelección en 2024, cuando termina su mandato, se incluyen otras enmiendas para la indexación anual de las jubilaciones y la prohibición de secesión de territorios, entre otras.

Asimismo, la reforma pretende incluir a Dios en la Carta Magna y reconocer como matrimonio a la unión entre personas de distinto sexo, entre otros cambios de orden político y social. El plebiscito, que se celebró en medio de estrictas medidas sanitarias y de seguridad, iba a celebrarse el 22 de abril, pero se pospuso por la pandemia de coronavirus, que en el país ha infectado a más de 650.000 personas.

Más del 56% del padrón participó a través del voto adelantado, según la CEC, que extendió el período de votación a una semana para evitar aglomeraciones, informó la agencia de noticias EFE.