La fiscal general brasileña, Raquel Dodge, recomendó a la Corte Suprema rechazar un habeas corpus preventivo presentado por el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva para evitar la aplicación de su pena de prisión por corrupción sin haber pasado por la tercera instancia judicial.

Dodge dijo al Supremo Tribunal Federal (STF) que su posición se basa en una votación de la corte en 2016, que permitió el arresto a los condenados a prisión por la segunda instancia sin esperar a la tercera, según informó la Procuraduría General de la República.

El 24 de enero, Lula, líder opositor y favorito en las encuestas para las elecciones del 7 de octubre, fue condenado por el tribunal de apelaciones de Porto Alegre a 12 años y un mes de prisión.La Cámara determinó que una vez agotados los recursos de queja ante el tribunal, deberá ejecutarse la pena, por lo cual la defensa de Lula presentó un habeas corpus preventivo.

El habeas corpus fue rechazado por el ministro de la corte Edson Fachin, quien entendió que debía ser tratado por el pleno del Supremo Tribunal Federal.