Francia contabilizó la menor cifra de muertes diarias por coronavirus desde que se comenzó a contraer la curva epidemoliógica hace tres meses, por lo que el ministro de Salud, Olivier Véran, aseguró que la fase más fuerte de la epidemia “quedó atrás”.

El titular de la cartera sanitaria dijo en una entrevista al canal LCI que pese a que el virus no dejó de circular y se siguen identificando nuevos focos, “solo un 1% de los test realizados es positivo”, según recogió la agencia de noticias EFE.

En sintonía con estos resultados,  Francia avanzó en la desescalada y los bares, cafés y restaurantes de París ya pueden atender a sus clientes en el interior de los establecimientos y no solo en las veredas, una norma que regía solo para la capital y que en el resto del país ya se había habilitado.

También es posible viajar a Francia sin restricciones desde los otros países de la zona Schengen, conformada por los países del bloque comunitario, salvo desde España a la que se aplican limitaciones por reciprocidad a la cuarentena que imponen las autoridades españolas. 

Véran insistió en que hay que seguir evitando las grandes concentraciones de personas en espacios cerrados y recordó que se mantienen las restricciones para reuniones de más de 10 personas en la calle y los acontecimientos con más de 5.000 personas.

En medio del proceso de desescalada, el presidente galo, Emmanuel Macron, anunció que desde el 22 de este mes todos los alumnos volverán a las clases “de manera obligatoria y en condiciones normales”.

El ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, ahondó los dichos de Macron y dijo que a partir de la semana que viene, Francia levantará las medidas preventivas en las escuelas, impuestas al comienzo de la desescalada.

El responsable de la cartera educativa detalló que, con el fin de que todos puedan volver a la escuela, se suprimirá el límite de alumnos por clase y se reducirán las reglas de distanciamiento.

Blanquer agregó a la emisora Europe 1 que la regla de los cuatro metros cuadrados por alumno en las escuelas se sustituirá por un metro de separación lateral y que también se pondrá fin al límite de 15 estudiantes de primaria por aula.

Desde el inicio del desconfinamiento, solo volvieron a clases 1,8 millones de los 6,7 millones de alumnos de primaria y 600.000 de los 3,3 millones de secundaria.