El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció este lunes que a partir de agosto en el país será obligatorio presentar un pase sanitario, que certifique que la persona está vacunada o dio negativo por el covid-19, en los hospitales y centros comerciales, así como en algunos medios de transporte.

"A partir de agosto el pase sanitario se requerirá en las cafeterías, los restaurantes, los centros comerciales, los hospitales, las residencias de ancianos y también en los aviones, los trenes y los autobuses de larga distancia", declaró Macron en su mensaje dirigido a la nación​​​.

A partir del 21 julio, el documento también se necesitará para acceder a los eventos culturales.

Todas las personas mayores de 12 años deberán presentar el pase sanitario.

"Para los médicos, así como el personal no médico que trabaja en hospitales, clínicas y residencias geriátricas se impondrá la vacunación obligatoria sin demora", dijo Macron.

Deberán vacunarse también los voluntarios y todos aquellos que cuiden a los enfermos a domicilio.

Esas categorías de ciudadanos deberán vacunarse antes del 15 de septiembre y a partir de entonces se realizarán inspecciones y se aplicarán sanciones.

"Considerando la evolución de la situación sanitaria, sin duda, debemos plantearnos la vacunación obligatoria a todos los franceses pero prefiero confiar, llamo oficialmente a todos nuestros ciudadanos no vacunados a hacerlo cuanto antes", instó el presidente.

Además, a partir de esta semana Francia reforzará el control de las llegadas de los países de alto riesgo de infección por el covid-19.

Los pasajeros no vacunados provenientes de esos países deberán guardar una cuarentena.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19