Francia anunció hoy la decisión gubernamental de aplazar la meta de reducir para 2025 la electricidad de origen nuclear a un 50% de la producción total.

La tercera economía de la Unión Europea (UE) genera actualmente un 77% de su electricidad mediante energía nuclear, la proporción más alta entre los países que integran el bloque comunitario.

Una ley ambiental aprobada en 2015 instó al gobierno francés a reducir la cuota de electricidad generada mediante energía atómica a un 50% para 2025. 

Pero el ministro de la Transición Energética francés, Nicolas Hulot, dijo hoy en conferencia de prensa que "ese objetivo se aplazará un tiempo, porque para cumplirlo el país tendría que producir energía con métodos contaminantes y ello implicaría ’sacrificar nuestros objetivos de lucha contra el cambio climático", lo cual se quiere evitar por todos los medios.

Hulot cuestionó que la meta fijada en la ley de 2015 fue establecida sin precisar los medios para conseguirla, por lo cual resulta imposible mantenerla en pie, informó la agencia de noticias DPA.

Aunque rechazó establecer un nuevo plazo, sí indicó que en el próximo año trabajarán para trazar un plan energético en el cual se fijará el cronograma de trabajo.

No obstante, Hulot, un conocido ambientalista que fue nombrado en el cargo por el presidente Emmanuel Macron, destacó que se mantiene la promesa de cerrar el reactor nuclear de Fessenheim, ubicado en la frontera con Alemania, el más antiguo de los que están funcionando en la actualidad.