El ministro del Interior francés, Christophe Castaner, consideró prematuro abrir las fronteras del espacio Schengen en el contexto de la situación actual con la pandemia de coronavirus.

"Por el momento, creo, y es la voluntad del presidente de la república, que no debemos abrir el espacio Schengen a nivel paneuropeo a mediano plazo", dijo el ministro a la televisión BFMTV.

El titular indicó que todas las decisiones al respecto "deben basarse en la situación epidémica en los países vecinos".

Según él, es necesario no solo mantener el control entre los Estados del espacio Schengen, sino también "tener en cuenta a los que viven en un país y trabajan en otro".

"Estoy convencido que será mucho más difícil abandonar la zona Schengen antes del verano", concluyó el ministro.

A mediados de marzo los países del espacio Schengen introdujeron la restricción a los viajes no esenciales a la UE por 30 días para detener la propagación del coronavirus.

El 8 de abril la Comisión Europea recomendó a los países prorrogar hasta el 15 de mayo las restricciones impuestas en el marco de la lucha contra el coronavirus.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, no descartó que las fronteras de la zona permanezcan cerradas hasta septiembre.

Desde el 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud califica como pandemia la enfermedad COVID-19 causada por el coronavirus.

A escala global se han registrado más de 2,6 millones de casos de infección por el nuevo coronavirus, incluidos más de 183.000 decesos, según la universidad Johns Hopkins.