Los gobiernos de Irán y China criticaron la “mentalidad de Guerra Fría” y la “ignorancia” del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, luego de sus comentarios sobre ambos paí- ses durante su discurso del Estado de la Unión.

En cambio Japón elogió la promesa de Trump de redoblar la presión sobre Corea del Norte para que el régimen comunista abandone sus ensayos nucleares y de misiles balísticos.

En su primer discurso del Estado de la Unión desde su llegada al poder, hace un año, Trump dijo el martes a la noche ante ambas Cámaras del Congreso que Irán es una “dictadura corrupta” y que su país “está junto al pueblo de Irán en su valerosa lucha por la libertad”.

Una vocera china dijo que los intereses compartidos pesan más que todas las diferencias

En Teherán, el presidente iraní, Hasan Rohani, aseguró que el pueblo iraní seguirá con su respaldo a la República Islámica a pesar de las presiones externas, mientras que su canciller, Mohamad Yavad Zarif, dijo que Trump confirmó su “ignorancia”.

“La nación iraní nunca abandonará el legado del imán Khomeini: islamismo y republicanismo”, dijo Rohani durante una visita al mausoleo del fundador de la teocrática República Islámica, el ayatollah Ruhollah Khomeini.

“Un retorno es imposible”, agregó, citado por la agencia de noticias estatal IRNA.

El canciller Zarif, por su parte, tuiteó que Trump “confirma otra vez su ignorancia sobre Irán y la región. Todos saben su posición; y ciertamente no está con los iraníes”.

En su discurso, el mandatario republicano no sólo advirtió del peligro de “regímenes canallas” como Irán y Corea del Norte, sino que además dijo que China y Rusia son “rivales” que desafían los intereses, la economía y los valores estadounidenses.

En Beijing, la vocera de la Cancillería china llamó a Estados Unidos a poner fin a lo que calificó de “mentalidad de Guerra Fría e ideología de suma cero”.

La portavoz Hua Chuying dijo que los intereses compartidos pesan más que todas las diferencias entre ambos países y que Estados Unidos debería evaluar la relación más “correctamente”, informó la agencia Xinhua.

El déficit comercial de 275.000 millones de dólares que Estados Unidos tiene con China ha sido una constante fuente de tensión entre Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, junto a su creciente rivalidad por la supremacía militar en el este de Asia y a acusaciones de robo de propiedad intelectual.

Hasan Rohani aseguró que el pueblo iraní seguirá con su respaldo a la República Islámica

En contraste con las críticas iraníes y chinas, el jefe de gabinete de Japón, Yoshihide Suga, dijo que su país “elogia fuertemente al presidente Trump por enviar un poderoso mensaje” contra las ambiciones de Corea del Norte.

Suga reiteró el respaldo de Tokio a Washington y prometió cooperar estrechamente con Estados Unidos y con Corea del Sur, así como con Rusia y China, para hacer que el régimen norcoreano cambie su política.

Sobre Corea del Norte, Trump dijo en su discurso que su “temerario desarrollo de misiles nucleares podría amenazar muy pronto nuestra patria” y que es necesaria una campaña de presión para evitar que eso suceda.

El líder de Hamas, en lista de terroristas

Estados Unidos incluyó al líder del movimiento palestino Hamas, Ismail Haniye, en su lista negra de “terroristas”, según informó el Departamento de Estado de este país. Según el secretario de Estado, Rex Tillerson, en una declaración, el líder del movimiento islamista que controla la Franja de Gaza “amenaza la estabilidad en Medio Oriente” y “socava el proceso de paz” con Israel.

Hamás fue incluida en esta lista en 2001 y desde 1997 está designada en Estados Unidos como organización terrorista internacional. El Departamento de Estado considera que Haniye tiene “lazos cercanos con el ala militar de Hamás y ha sido uno de los promotores de la lucha armada, también contra civiles”.

Hamas, por su parte, rechazó la decisión de Estados Unidos, que llamó un movimiento “de peligroso desarrollo”.