Los precios de la gasolina en Estados Unidos treparon a un nuevo récord, otro golpe para los automovilistas que se dirigen a la temporada del verano boreal.

El precio promedio de venta al público en Estados Unidos alcanzó los 4,619 dólares por galón, según los últimos datos de la Asociación Americana del Automóvil. Esta cifra es superior a los 4,178 dólares por galón de hace un mes y es un 52% superior a la de hace un año.

El presidente Joe Biden prometió hacer todo lo que esté a su alcance para luchar contra los precios récord de la gasolina y el diésel, incluida la liberación de millones de barriles de petróleo de la Reserva Estratégica de Petróleo de EE.UU. Sin embargo, los costos han seguido aumentando, agregando más dolor en el surtidor para los conductores.

La inflación en EEUU alcanzó el 8.3% en abril en comparación con el año pasado, lo que indica leves signos de estabilizarse en momentos en que los hogares enfrentan elevados precios en los alimentos y la gasolina, entre otros.

Futuros

California sigue siendo el estado con la gasolina más cara (6.16 dólares el galón), seguido por Nevada (5.30 el galón), Alaska (5.21 el galón), Illinois (5 el galón), Arizona (4.95 el galón) y Nueva York (4.92 el galón).

Los futuros de la gasolina en el Nymex también subieron en la mañana del lunes, alcanzando un máximo de 403,33 centavos de dólar por galón, lo que supondría otro récord si se estableciera en ese nivel. Los crudos de referencia Brent y WTI también subieron, impulsados por la relajación de las restricciones de cierre de China y la propuesta de la Unión Europea de prohibir los envíos rusos.