El presidente estadounidense, Donald Trump, recibió al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y dijo que podría viajar a Jerusalén para la apertura de la nueva embajada de su país en Israel, que el mandatario ordenó trasladar desde Tel Aviv y que se espera que se inaugure en mayo.

"Estamos pensando en que vaya. Si puedo, iré", dijo Trump al recibir a Netanyahu en la Casa Blanca.

Washington tiene previsto inaugurar su embajada en Jerusalén el 14 de mayo próximo, fecha que coincide con la celebración del 70º aniversario de la declaración de independencia del Estado de Israel.

La mudanza de la sede diplomática estadounidense fue anunciada en diciembre pasado por Trump, junto con su decisión de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel, una medida rechazada por los palestinos y gran parte de la comunidad internacional

El consenso internacional, incluido Washington hasta la llegada de Trump a la Casa Blanca hace un año, es que Jerusalén debería ser la capital compartida de los Estados de Israel y Palestina.

No obstante, el presidente estadounidense aseguró que la decisión de trasladar la embajada de Tel Aviv a Jerusalén fue "apreciada en una gran parte del mundo", informó la agencia de noticias EFE.