Gibraltar autorizó que un petrolero iraní abandone el territorio británico luego de un intento de último momento de Estados Unidos de incautar el barco, en una decisión que alivia tensiones entre Londres y Teherán, que a su vezmantiene retenido un petrolero británico.

La liberación del barco Grace 1 llega en medio de un creciente enfrentamiento entre Estados Unidos e Irán desde que el presidente estadounidense, Donald Trump, retiró a su país de un acuerdo nuclear entre Teherán y las potencias, el año pasado.

En semanas recientes, en la región del golfo Pérsico se registraron seis ataques contra petroleros que Estados Unidos atribuyó a Irán, mientras que un drone militar de vigilancia estadounidense fue derribado por fuerzas iraníes.

El gobierno iraní negó haber atacado los barcos, aunque anteriormente había capturado otros petroleros.