El gobierno británico destinó 90 millones de libras (unos 117 millones de dólares) para abordar las emisiones de las viviendas y la industria pesada y financiar las primeras plantas de hidrógeno bajas en carbón y a gran escala en Europa, indicó el Departamento de Negocios, Energía y Estrategia Industrial.

De todo el paquete, 70 millones de libras se utilizarán para financiar dos plantas de producción de hidrógeno cerca de Liverpool y en Aberdeen, Escocia, y un proyecto eólico cerca de la costa para generar hidrógeno del agua mediante electrólisis.