Las personas en Gran Bretaña que infrinjan la regla de autoaislamiento si han estado en contacto con alguien infectado por coronavirus enfrentan multas de hasta 10.000 libras (unos 12.914 dólares), según informó la agencia Reuters.

"Quienes escojan ignorar las reglas enfrentarán multas significativas", aseguró el primer ministro Boris Johnson. Está previsto que las nuevas penalizaciones entren en vigor el 28 de septiembre en Inglaterra, y se espera expandir la medida a Escocia, Gales e Irlanda del Norte, según reflejó el sitio web RT.

Las multas comenzarán en un valor de 1.000 libras y podrán llegar hasta las 10.000 para los infractores que sean reincidentes. El autoaislamiento será obligatorio para personas que den positivo por covid-19 mediante una prueba y para aquellos casos considerados de riesgo por el sistema de rastreo del Servicio Nacional de Salud (NHS).

La Policía será la encargada de hacer cumplir la ordenanza en áreas con altas tasas de infecciones y los funcionarios del NHS harán un seguimiento constante a los pacientes y casos sospechosos.

Además, el Gobierno ofreció pagos de 500 libras a los empleados de bajos ingresos que deben aislarse y no pueden trabajar desde casa. "No quiero ver una situación en la que la gente no sienta que puede aislarse por cuestiones económicas", señaló Johnson.

El primer ministro británico también declaró que la segunda ola de la pandemia de coronavirus llegó al Reino Unido. Si bien aseguró que "en ningún caso" pretende recurrir a otro confinamiento nacional, Johnson admitió que el Gobierno podría tener que tomar "más medidas" e "intensificar" aquellas que contribuyan a "reducir la tasa de infecciones".