El Reino Unido "cumplirá" con sus obligaciones para salir de la Unión Europea (UE), aseguró el ministro británico de Transporte, Chris Grayling, en tanto el comisario europeo de Agricultura, el irlandés Phil Hogan, sostuvo que el acuerdo financiero "se acerca mucho" a las exigencias del bloque.

De acuerdo al diario británico The Telegraph, Bruselas y Londres llegaron a un consenso sobre el acuerdo financiero para el Brexit, como se llama a la salida británica del bloque comunitario.

Sin embargo, todavía faltan precisiones en dos temas más espinosos: las fronteras con República de Irlanda e Irlanda del Norte y los derechos de los ciudadanos europeos en el Reino Unido.

La primera ministra británica, Theresa May, aceptaría abonar entre 45.000 millones a 55.000 millones de euros por los compromisos adquiridos como miembro, según The Telegraph.

Si bien Grayling no comentó la cifra acordada, en unas declaraciones a la BBC, dijo que Londres cumplirá con sus "obligaciones como miembro cuando nos marchemos".

"No queremos irnos en malos términos, no queremos dejar las obligaciones que construimos durante nuestra participación", dijo. "Nuestro objetivo -agregó- es ser buenos amigos y buenos vecinos de la UE y comerciar libremente con la UE".

Sobre el punto conflictivo del estatus fronterizo, Grayling subrayó que su país "no quiere fronteras".

"Hemos dicho ya que no queremos ver para nada un retorno a una frontera dura, no vemos razones para ello", añadió y dijo que espera "un acuerdo sensato de libre comercio".

En ese sentido, el primer ministro irlandés, Leo Varadkar, afirmó ante el parlamento de Dublin que espera que la cuestión de la frontera norirlandesa se resuelva por "consenso", y anunció que no tiene intención de "recurrir al veto" para bloquear las negociaciones sobre la salida del Reino Unido de la UE en la cumbre del 14 y 15 de diciembre.

Ese encuentro decidirá si el diálogo del Brexit pasa a una segunda etapa, en la que se hablará sobre la futura relación comercial entre el Reino Unido y el bloque, y May confía en que Bruselas acepte seguir adelante.

Para Varadkar, "no hay necesidad de usar o de amenazar" con recurrir al derecho a veto porque "tenemos y seguiremos teniendo el apoyo de nuestros colegas europeos respecto al asunto de la frontera", informó la agencia de noticias EFE.

Por su parte, desde la Comisión Europea (CE), Hogan remarcó en una rueda de prensa: "Me congratula que el Reino Unido haya presentado propuestas que se acercan mucho a los requisitos de los otros 27 Estados miembros".