Las autoridades griegas no descartan volver a imponer restricciones públicas y de viaje a partir del próximo lunes, una semana después de iniciada la apertura de las fronteras al turismo y tras la alarma desatada por el aumento de casos de coronavirus importados.

Así lo informó el vocero del gobierno, Stelios Petsas, quien señaló que que las autoridades estaban "decididas a proteger a la mayoría" y que el Gobierno griego probablemente anunciaría nuevas restricciones "si fuera necesario el próximo lunes".

Lo que más preocupa a las autoridades es el aumento de casos detectados en las entradas del país (14 de 27 casos positivos registrados el martes), señaló un reporte de la cadena CNN.

Grecia, que impuso tempranas medidas estrictas de bloqueo, mantuvo bajas las tasas de infección, pero los casos han aumentado desde que se levantaron las restricciones y se reanudaron los viajes internacionales en las últimas semanas.

Uno de los puntos que más preocupa a las autoridades es el cruce de Promahonas, en la frontera con Bulgaria, el único paso terrestre abierto y por el que entran todos los visitantes de los países balcánicos. Muchos de los casos de turistas con Covid-19 proceden de Serbia, que el pasado fin de semana tuvo que imponer de nuevo una cuarentena en su capital, Belgrado, ante el aumento de contagios.

El Gobierno griego cerró esta semana las fronteras para los ciudadanos serbios hasta el próximo 15 de julio.

Por el momento, Grecia mantiene además cerrados sus puestos fronterizos con Albania y Macedonia del Norte, a causa del rebrote de la pandemia en estos dos países.

El turismo representa alrededor del 25% de la economía del país y las autoridades quieren evitar un nuevo cierre total de las fronteras.

Grecia registra un total de 3 589 contagios y 193 muertes por coronavirus, de acuerdo al balance diario entregado por la Organización Mundial de la Salud (OMS)