El cuerpo de una joven diplomática de la embajada británica en Beirut, Rebecca Dykes, fue hallado con signos de haber sido abusada sexualmente y estrangulada.

El cadáver de la diplomática, de 30 años, fue hallado al costado de la ruta de Matn. En las horas previas al hallazgo Dykes se había reunido con amigos y colegas en un bar, informó el diario británico The Independent.

Dykes, quien trabajaba como directora de políticas y programas para el Departamento de Desarrollo Internacional en la capital libanesa desde enero, fue vista por última vez en un bar de la zona de Gemmayzeh, en el centro de Beirut, y según precisaron los informes policiales, salió después de la medianoche.

Los delitos sexuales son extremadamente raros en Líbano.