Un grupo de exploradores encontró en Irak prensas de vino de más de 2700 años de antigüedad. Los dispositivos se utilizaban para extraer el jugo de uvas como parte del proceso de producción del vino de manera industrial.

Irak se encuentra sobre territorios que fueron la cuna de las civilizaciones de Sumeria, Acadia, Babilonia y Asiria, inventoras de los primeros tipos de escritura y las primeras ciudades sedentarias.

Los arqueólogos involucrados en esta misión pertenecen a instituciones de Italia y la Dirección de antigüedades en Dohuk, las cuales investigan sitios arqueológicos de la época de los reyes asirios (siglo XXVI-VII a.C).

Los investigadores hallaron un taller de vino con un tamaño industrial, que fue construido en el siglo VII a.C. El sitio correspondía al rey Sargón II, quien estableció la capital de su reino en la actual llanura de Nínive, cerca de Mosul.

Daniele Bonacossi, uno de los italianos que forma parte del grupo, afirmó que en total "encontramos catorce prensas". Se trata del primer descubrimiento de este tipo en territorio iraquí.

En el sitio arqueológico de Faida, en el norte de Irak, también hallaron un canal de irrigación, con una extensión de nueve kilómetros.

En las paredes del canal, descubrieron "doce bajorrelieves monumentales", de cinco metros de ancho y dos metros de alto, de finales del siglo VIII a.c o principios del siglo VII.