La tendencia de llamar la atención en las redes para atraer clientes tiene elementos que bordean entre lo ostentoso y lo bizarro. En este caso, una cadena de comida rápida decidió bañar en oro su clásica hamburguesa “de verdad y totalmente comestible” aclaran en la publicación donde realizan la promoción.

“Es oro real, es importado, no se consigue un proveedor de este tipo de insumo. Es muy muy común y normal en otras partes del mundo, hay helados de oro, carne de oro, decidimos darles a nuestros clientes una experiencia diferente, es un producto Premium”, señala el gerente de la empresa.

Alrededor del mundo los chefs y restaurants intentan dar un nuevo giro a las comidas que presentan para generar exclusividad o nuevos sabores que convoquen al público a probar sus platos. Desde la empresa Toro McCoy señalaron que “lo especial de este producto es que contiene oro, lo que la hace diferente, y por eso se ve muy exclusiva, es oro puro, la idea nace de entregarle una nueva experiencia a la comunidad”.

“La recepción fue mucho mejor de lo que esperábamos. Han hasta generado reservas y la han dado como regalo a sus allegados. En vez de darle una joya, le dan una hamburguesa de oro a sus seres queridos”, contó Carlos Mario Flores, director de mercadeo de la compañía.

¿Cuánto vale la hamburguesa de oro?

El plato dorado fue tan bien recibido que tuvieron que extender su comercialización a distintas ciudades de Colombia, país donde se encuentra la cadena McCoy. Comenzaron a ofrecerla en Bucaramanga y luego trasladaron también la hamburguesa de 24 kilates a la capital, Bogotá.

 

Además de oro, de acuerdo con la empresa Toro McCoy el plato está hecho de pan brioche con doble carne, tocino crujiente caramelizado en trozos pequeños, cebolla crispy y doble queso.

La hamburguesa de oro cuesta 200 mil colombianos, lo que en pesos argentinos (al cambio actual) serían $4700, un valor excesivo para algo similar en cualquier cervecería del país pero si se tiene en cuenta el baño dorado de 24 kilates el precio comienza a parecer más amigable.

Sobre el tiempo de preparación, el restaurante aseguró que normalmente una hamburguesa de su menú tradicional tarda 18 minutos en estar lista, pero esta comida especial podría tardar hasta unos 30 minutos, aunque su proceso de elaboración parece no ser complejo. Solo se ponen las láminas que ya vienen listas para usar. Aunque sigue siendo un proceso de mucho cuidado y sobre todo artesanal para que el plato llegue perfecto a los comensales.