El ciudadano holandés Yago Riedijk, detenido en Siria como miembro del Estado Islámico (EI), pidió que le permitan volver a su país junto a su esposa, una de las jóvenes británicas que escapó en 2015 para sumarse a la milicia islamista y a la que Reino Unido le quitó la ciudadanía hace unos días. Desde un centro de detención kurdo en el norte de Siria, el holandés de 27 años reconoció que peleó en el EI, pero dijo estar arrepentido y le pidió a su país que le permita volver junto a la familia que formó dentro de la milicia, según relató a la cadena de noticias BBC.

Como miliciano del EI, Riedijk se casó con Shamima Begum, una joven británica que se escapó cuando tenía 15 años junto a dos amigas para viajar a Siria y convertirse en una esposa islamista. Cuando se casaron ella tenía 15 años y él, 23.

Begum "pidió (al EI) que se le buscara a una pareja para ella y yo fui invitado. Al principio no estaba interesado por su edad, pero al final acepté. Parecía en un buen estado mental", explicó, según reprodujo la agencia de noticias EFE.

El año pasado, cuando el EI peleaba para defender sus últimos reductos en Siria, Begum quedó embarazada de su tercer hijo -los dos primeros murieron en medio de las batallas- y dio a luz el mes pasado en un campo de desplazados internos dentro del devastado país árabe.

Begum pidió volver a Reino Unido con su familia, pero el gobierno británico se negó y le quitó la nacionalidad.

En 2014, Riedijk se fue de su país ara unirse al EI en Siria y desde entonces su nombre aparece en listas de terroristas elaboradas por agencias de seguridad de Holanda y de otros países europeos, pero pese a esto no ha perdido la nacionalidad holandesa.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos