Hong Kong registró más de 100 casos de coronavirus por octavo día seguido, y el Gobierno del territorio semiautónomo chino evalúa suspender las elecciones legislativas del 6 de septiembre por el deterioro de la situación sanitaria, informaron autoridades y medios locales.

La directora del área de Comunicaciones del Departamento de Salud, Chuang Shuk-kwan, dijo que 113 de los contagios detectados en las últimas 24 horas fueron por transmisión local y los cinco restantes "importados", es decir de personas arribadas del extranjero.

La ciudad ha vuelto a imponer estrictas medidas de distanciamiento social, en respuesta al nuevo brote, que es el tercero en Hong Kong desde el inicio de la pandemia.

Las nuevas restricciones incluyen reducir las reuniones de cuatro a dos personas, ampliar la obligatoriedad de usar tapabocas en lugares públicos cerrados y el cierre del interior de restaurantes..

En tanto, el diario hongkonés South China Morning Post señaló que la jefa del Ejecutivo local, Carrie Lam, se reunió con ministros y asesores para debatir la posibilidad de aplazar las elecciones legislativas del próximo 6 de septiembre.

Lam y los ministros acordaron analizar la situación de nuevo este viernes, cuando concluye el plazo para la nominación de candidatos, agregó el periódico, que citó a funcionarios no identificados.

Los aliados políticos de Lam han pedido aplazar un año los comicios, lo que dependería en último término del Gobierno central de China, según dos de las fuentes citadas por este medio.

El debate llega en momentos en que abogados, activistas y otros sectores de la sociedad hongkonesa temen que una nueva Ley de Seguridad Nacional aprobada recientemente por China suponga un recorte de libertades en la ex colonia británica.

La estimación de la pro-China Lam entre los hongkoneses ha caído a 28,9 puntos sobre 100, según una encuesta publicada el martes por el Instituto de Investigación de Opinión Pública de Hong Kong realizada sobre una muestra aleatoria de 1.029 personas.

En las elecciones a concejales de distrito del pasado noviembre, los candidatos prodemócratas obtuvieron una contundente victoria frente a los proclives a Beijing.

Sin embargo, la celebración de unas elecciones en las actuales circunstancias de emergencia sanitaria por la pandemia es un motivo de preocupación en varios sectores.