Al menos 2.995 personas murieron en Puerto Rico a consecuencia de los efectos del huracán María entre el día en que impactó y febrero de 2018, según el estudio encargado por la administración puertorriqueña a la Universidad George Washington. El cálculo mide el exceso de muertes atribuibles al huracán en comparación con la media de defunciones registrada durante el mismo periodo en años anteriores. Hasta ayer, la cifra oficial de defunciones por María era de 64.

La población, debido a la emigración a Estados Unidos, se redujo un 8%, de 3.327.000 habitantes en septiembre de 2017 a 3.048.000 a mediados de febrero de 2018.