Cuando faltan apenas dos semanas para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre y con el último debate definitorio entre el presidente Donald Trump y el candidato de la oposición, Joe Biden,  republicanos y demócratas discuten la posibiliad de aplicar un segundo paquete de estímulo económico para dar ayuda financiera a desempleados o trabajadores con sueldos bajos.

El paquete incluye una asistencia económica a quienes no tienen ingresos y otro esquema de ayuda financiera paraempresas a partir de la denominada Ley Cares que estable un estímulo de hasta USD1.200.

El primer paquete tuvo "un impacto sustancial en ayudar a los estadounidenses y una segunda ronda de pagos podría tener un efecto igualmente significativo", según los informes que se difundieron en los últimos días.

Por ejemplo, un relevamiento del Instituto de Política Económica determinó que las políticas de estímulo y la mejora de las prestaciones por desempleo "ayudaron a mantener a 13,2 millones de estadounidenses fuera de la pobreza hasta junio".

En qué se gasta el bono

Una encuesta del Banco de la Reserva Federal de Nueva York preguntó a los beneficiarios del primer cheque de estímulo cómo utilizarían un segundo pago económico directo.

  • Ahorraría el 45% del pago de estímulo
  • El 31% del dinero se utilizaría para pagar deudas
  • El 14% de los fondos se utilizaría en lo esencial
  • El 7% del dinero se destinaría a lo no esencial
  • El 4% sería donado.

A quiénes se paga el bono

La mayoría de los estadounidenses que ganan menos de USD$75.000 recibe un solo pago de USD1.200; aún más si la persona está casada y/o tiene hijos menores de 16 años. La cantidad se disminuye (o elimina) a niveles de ingresos más altos.

El seguro por desempleo se expande porque se incluye un beneficio más alto de USD600 por semana, por hasta cuatro meses, y con beneficios que se extienden a personas que trabajan por su cuenta y a contratistas independientes.

Cambios relacionados con la jubilación. Los retiros de fondos mínimos obligatorios (RMD, por sus siglas en inglés) fueron suspendidos en 2020.

La ley de ayuda, alivio y seguridad económica por coronavirus (conocida como Ley CARES), correspondiente a USD2.000 millones, se firmó el 27 de marzo de 2020 y es el mayor paquete de ayuda por emergencia que se ha otorgado en la historia de los Estados Unidos.