El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció días trás que enviaría a la Guardia Nacional para los tres estados más críticos en la pandemia del covid-19: Nueva York, Washington y California. Como nunca se ha visto, cientos de militares sobre sus vehículos blindados, comenzaron a ocupar las calles de Nueva York el pasado 25 de marzo. Lo mismo está ocurre ahora en Los Ángeles

Además, el presidente estadounidense señaló que el Gobierno federal asumirá los costos que sean necesarios. Por su parte, la Guardia Nacional colaborará con la construcción de centros para los enfermos y garantizar el abastecimiento.

El domingo, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, pidió asistencia del Gobierno federal, después de informar que la cifra de contagios en ese estado ascendía a 15.168. Según el Gobernador, de ese total, 9.045 de los casos corresponden a la ciudad de Nueva York.

Pero no sólo en Nueva York hay sorpresa por el impresionante desfile de militares. Residentes de Los Ángeles, en el Estado de California, se sorprendieron con un impactante convoy que trasladaba tanques y tanquetas tal como lo había anunciado Trump, para combatir el coronavirus. 

Frente a la situación económica que se vive en el país, Trump recibió un golpe del Senado. Los demócratas bloquearon la asignación de USD2.000 millones para auxiliar en la devastación económica que genera la pandemia del Covid-19.