En la tarde de este martes, en Beirut (Líbano), una importante explosión tuvo lugar en el puerto de la ciudad. Pero minutos más tarde una segunda onda expansiva, parecida a una bomba nuclear, volvió a estallar alcanzando varios kilómetros.

Aunque se desconoce hasta el momento la causa de la explosión, algunas versiones aseguran que el responsable sería un depósito de pirotécnia ubicado cerca del lugar. Sin embargo, no se descarta tampoco un atentado mientras las autoridades esclarecen qué fue lo que ocurrió.

La explosión, que fue visible desde varios puntos de la ciudad, dejó como consecuencia vidrios rotos por toda la ciudad, autos destrozados por la caída de árboles y objetos de viviendas, puertas de casas estalladas, y personas heridas en las calles.

Las redes se llenaron de videos publicados por usuarios del momento de la explosión.

Los videos capturaron la onda expansiva que golpeó edificios a kilómetros de distancia, mientras que una enorme nube de polvo y escombros se elevaba por el cielo.