Las solicitudes de subsidio por desempleo en Estados Unidos subieron a 742.000 la semana pasada, comparadas con las 709.000 en la semana anterior, según informó la Oficina de Estadísticas Laborales de ese país.

Se trata de la primera suba en cinco semanas, en medio del repunte de contagios de covid-19 que vive el país, informa el diario español La Vanguardia.

El promedio de solicitudes en cuatro semanas, una medida que compensa las variaciones semanales, descendió en 525.000 comparado con los 750.000 de la semana anterior.

En la semana que concluyó el 7 de noviembre, de acuerdo con el informe gubernamental, había 6,37 millones de personas que percibían ese beneficio, comparado con 6,78 millones en la semana anterior.

Esta prestación no cubre a unos 16 a 18 millones de trabajadores independientes y contratistas que, en el marco de un paquete de emergencia por la pandemia de covid-19 aprobado en marzo, les asignó un subsidio de 600 dólares semanales.

Este programa concluyó al acabar julio y el Gobierno del presidente Donald Trump y el Congreso no se han puesto de acuerdo en una extensión.

La cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo se ubicaba en un promedio de 250.000 trámites en los meses previos a febrero, pero el impacto de la pandemia disparó las solicitudes a 6,78 millones en la última semana de marzo.

Desde entonces, el ritmo de despidos de trabajadores ha ido menguando y con ello ha bajado la cifra semanal de solicitudes.