La Fiscalía abrió una investigación sobre los dos pilotos del avión que se salió de pista el jueves en el aeropuerto de Estambul, para determinar si pudieron ser responsables por una "negligencia". El Ministerio Público ordenó que se tomen muestras de sangre a los dos pilotos para determinar si tomaron alcohol o drogas. Tres personas fallecieron y 180 resultaron heridas después de que el avión de Pegasus Airlines se saliese de la pista y se partiese en varios trozos.